Inteligencia Artificial en la lucha contra el Covid-19

Quibim una empresa valenciana desarrolla una red neuronal que determina la afectación de un paciente con o sin Covid-19 a partir de imágenes médicas.

Todo lo puso en marcha la llamada de un ingeniero que asesora al comité de crisis de Italia. Solicitaban a Quibim el desarrollo de un sistema para afrontar la alerta sanitaria por el coronavirus. En apenas una semana crearon una red neuronal de aprendizaje profundo que analiza un TAC en 20 segundos e indica el índice de similitud con un TAC MUESTRA, es decir, la misma prueba realizada a un paciente de la Covid-19.

El TAC no es la puerta de entrada al diagnóstico, pero es clave porque determina la afectación.

Para la detección se realiza una prueba denominada PCR en un laboratorio de microbiología, pero si el paciente llega con fiebre muy alta lo primero que le van a hacer es una radiografía y un TAC para valorar la gravedad de un paciente con síntomas y decidir si mandarlo a casa o dejarlo en el hospital.

El sistema desarrollado en este caso ha sido entrenado de momento con los pocos casos de pacientes contagiados a los que han podido tener acceso. Debemos saber que un sistema de IA es más efectivo cuantos más modelos se utilizan (verdaderos y falsos) para su entrenamiento. El sistema será mas fiable cuantos más casos reciba.

A partir de los TAC, la red neuronal filtra las imágenes a diferentes escalas y extrae automáticamente patrones que pueden ser o no visibles al ojo humano. Al cargarle un caso nuevo, indica en una escala entre cero y uno cuánto se parece a uno de un paciente con covid-19.

El producto no ha pasado las debidas certificaciones y por lo tanto no puede ser utilizada como una herramienta diagnóstica, pero si sirve para la investigación.

En este escenario Quibim se compromete a dejarla libre y abierta a la comunidad científica para que el algoritmo se pueda ir reentrenando con nuevos casos

En estos momentos, con el entrenamiento recibido el sistema tiene un acierto del 80%.

Es importante para esto que se realicen pruebas a personas que tengan síntomas y que no los tengan independientemente si están o no infectados. De esta forma el entrenamiento de la IA será mas efectivo y su precisión mayor en la detección.

En esta vía se ha lanzado una plataforma para que cualquier hospital pueda subir TACs realizados a pacientes afectados por el coronavirus SARS-CoV-2.

Además de este sistema, Quibim ha desarrollado algoritmos de procesamiento de imágenes para diagnosticar enfermedades como el cáncer de próstata y para evaluar la calidad del hueso y del cartílago femoral. También es capaz de detectar el alzheimer, la epilepsia o el parkinson a partir de resonancias magnéticas del cerebro.

En consonancia con este sistema desarrollado en España por Quibim, Alibaba también ha desarrollado una inteligencia artificial que analiza tomografías computarizadas. Este sistema es capaz de detectar el coronavirus en personas infectadas con un porcentaje de acierto del 96% y solo tarda 20 segundos en realizar el diagnóstico. En España la prueba PCR que se usa para diagnosticar la Covid-19 arroja resultados en cuatro horas tras la recogida de muestras de la garganta.

Ver tambien

Una inteligencia artificial usada por un estudiante para ‘copiar’ en una escuela de negocios.

Un estudiante utiliza una inteligencia artificial para que le escriba los trabajos de clase, en …