Home / Gamificacion / GAMIFICACIÓN, las ventajas de trabajar jugando.
Image by Pexels from Pixabay

GAMIFICACIÓN, las ventajas de trabajar jugando.

La evolución y  optimización en los procesos de selección de personal, así como de su posterior evaluación, favorece, sin duda, la productividad y la competitividad de la compañía. En este entorno la aplicación de mecánicas de juego en el contexto laboral se está convirtiendo en una herramienta fundamental para el departamento encargado de reclutamiento y selección de personal. Nos estamos refiriendo a la gamificación.

La gamificación consiste en aplicar elementos de juego (puntos, niveles, medallas, rankings, recompensas…) a ámbitos no lúdicos, como la empresa. El objetivo es motivar al usuario a realizar tareas poco atractivas o resolver problemas de comunicación o cooperación. El uso de la gamificación se puede aplicar a muchos ámbitos, en el marketing, en las aulas, la vida privada o en la empresa. Estas técnicas se extienden rápidamente al probarse su eficacia, hay casos en los que hasta los empleados de baja estaban jugando desde casa por voluntad propia.

Beneficios de aplicar la gamificación en tu entorno laboral;

Las ventajas giran en torno a productividad, motivación, comunicación, trabajo en equipo y el compromiso de los empleados:

Aumenta la productividad  porque un empleado relajado y motivado es un empleado más productivo. Esta productividad se basa en un sistema de logros, recompensas y metas, que hacen que los trabajadores rindan mejor.

Fomenta la motivación  ya que tener elevados niveles de motivación dentro de la plantilla de trabajo ayudará a la mejor resolución de los problemas y la creatividad. Esto hará surgir nuevas ideas que activen la competitividad de la compañía.

Mejora la comunicación interna de la empresa y favorece una comunicación interna mucho más fluida y abierta.

Ayuda con el trabajo en equipo ya que los juegos establecen reglas, normas, y niveles de organización jerárquica que favorecen el trabajo en equipo y que los lazos de unión sean más fuertes.

Incrementa el compromiso del empleado con la empresa es importante, además de un salario, obtener reconocimiento. Esto hace que los empleados se sientan más identificados con la compañía y aumente su compromiso con ella.

Algunas empresas que ya lo aplican con éxito son: 

Algunos casos internacionales que se han convertido en ejemplos a seguir por parte de otras empresas en la aplicación de las técnicas de gamificación:

Google es sin duda, uno de los referentes a nivel mundial en este sentido. Su política de empresa es exigente, pero el 80% de la jornada se dedica al trabajo y el 20% restante a la creatividad. 

PWC fue elegida la mejor empresa para trabajar en España en el año 2014 por su buena gestión del talento y por los programas de formación que ofrecen a sus empleados.

Deloitte puso en marcha el programa Leadership Academy. Se trata de un portal formativo online con técnicas de Gamificación que logró que los empleados accediesen con más asiduidad al sistema, y permaneciesen más tiempo en el mismo, completando las tareas y retos que se les proponía. También ha implemantado una app «Who-What-Where» que fué creada para mejorar la relación y los procesos de comunicación entre los empleados.

Accenture Land decidió gamificar su gestión de recursos humanos para lograr una mayor participación e implicación por parte de sus empleados. Principalmente se basó en programas como la plataforma «Tu eres el centro«, el programa «Tu bienestar» basado en hábitos saludables y «Eco Challenge» una iniciativa para fomentar un mayor compromiso medioambiental.

Detrás de un caso de éxito hay una estrategia y su correspondiente medición. Si incluyes la gamificación debes medir los resultados, genera informes para comparar el rendimiento de estas nuevas técnicas con tu manera anterior de funcionar y comprueba cuál funciona más.

Pongamos algunos ejemplos donde la gamificación ha sido aplicada con éxito:

FORMACIÓN:

Donde los empleados realizan cursos online mientras juegan, estos juegos van desde los ya tradicionales de preguntas y respuestas hasta otros más novedosos como resolver un código secreto con información del curso o superar aventuras y simulaciones. Según van superando pruebas los empleados acumulan puntos para su equipo para obtener una gran recompensa final.

Otro ejemplo interesante es aplicar gamificación a la formación en prevención de riesgos laborales. Imagina un juego donde los empleados deben tomar decisiones antes de que termine el tiempo. Si no lo hacen correctamente un medidor de pánico irá creciendo y el usuario perderá la partida si el pánico de la empresa alcanza su máximo nivel.

RRHH: 

La gamificación en los recursos humanos convierte los objetivos individuales en misiones claras y específicas. Al aplicarla a los RRHH  todas las acciones que realiza el usuario tienen un objetivo: llevarlo a la victoria. No se pierde el tiempo realizando acciones que no suman para ganar obteniendo recompensas virtuales al mejorar tus competencias en la empresa. Se crea en la empresa una competición lúdica por mejorar.

La gamificación permite realizar de forma rápida y eficiente aquellas acciones que antes no resultaban atractivas, como las evaluaciones de desempeño o la formación online o presencial. Tambien ayuda a evitar malentendidos en la forma de realizar las  tareas y a perder menos recursos en acciones que no aportan valor. Por otro lado otorga feedback y reconocimiento a los empleados.

La falta de motivación, muchas veces está provocada por una falta de reconocimiento, más del 75% de los empleados que abandonan una empresa lo hacen porque no se sienten valorados y recompensados por su esfuerzo. No reciben un feedback sobre su rendimiento. En la mayoría de los casos la falta de feedback no es por maldad, es en mucha ocasiones es por falta de tiempo, o simplemente porque  dar feedback no suele estar en las primeras posiciones. Por ese motivo la gamificación es una buena opción, porque el feedback es automático, el juego lo hace por ti.

El feedback de un sistema gamificado le indica al usuario si está desempeñando correctamente sus tareas, reduciendo su nivel de incertidumbre y permitiendo mejorar y corregir sus errores a tiempo. Además le felicita automáticamente cuando realiza un buen trabajo, recompensándole por un buen desempeño.

La gamificación identifica las áreas de mejora de los empleados y los departamentos y además detecta el talento. No solo estamos haciendo que las acciones sean más atractivas sino que estamos recolectando datos muy valiosos para los responsables de recursos humanos, como las áreas de mejora de los empleados o los departamentos, o los empleados con más talento. 

Una de las claves de la gamificación es que promueve la superación. Cuando intercambiamos horas de trabajo por dinero tendemos a hacer el esfuerzo mínimo necesario para alcanzar ese sueldo. La gamificación anima a los usuarios a superar retos y así superarse a sí mismos. Una competición permite que los usuarios alcancen un rendimiento muy superior para lograr un sentimiento de autosatisfacción independiente de la retribución económica.

El trabajo en equipo y la competición ayudan a hacer lazos entre los jugadores, mejorando el clima laboral de la organización y haciendo que los jugadores se conozcan más entre ellos. Es decir, la gamificación aplicada a los RRHH puede mejorar el compañerismo entre empleados.

En muchas ocasiones los empleados se desmotivan al no encontrar sentido a las acciones que están realizando. La aplicación de sistemas gamificados resuelve este problema haciéndoles ver la importancia real de sus acciones, o otorgándole sentido a través de una metáfora dentro del juego. Dar información sobre la utilidad de una tarea o un proceso hace que la realicen con más ganas y entusiasmo.

FUERZAS DE VENTAS Y MARKETING:

Dentro del equipo de ventas puede ocurrir que no se vean con claridad los objetivos, falte motivación o incluso que la competencia interna llegue a perjudicar el ambiente de trabajo. 

La gamificación permite seguir la evolución de los objetivos establecidos, lanzar retos, generar competiciones y formar a los comerciales de una manera dinámica e ingeniosa con el objetivo común de mejorar los resultados de la empresa. Y todo dentro del mejor clima laboral.

Uno de los objetivos principales  de una empresa es vender más. Esto puede conseguirse captando nuevos leads, apostando por branding o fidelizando a tus clientes actuales. Todo esto puedes hacerlo si apuestas por gamification en ventas y marketing.

Una de las características que hace que un sistema gamificado sea verdaderamente potente es que se basa en técnicas de psicología positiva. Si está bien diseñado, se basará en los motivadores y comportamientos psicológicos que queremos proporcionar y fomentar. Por eso, los objetivos de marketing y ventas como atraer clientes o conseguir que sientan empatía con tu marca son objetivos claramente realizables.

La gamificación en marketing y ventas se utiliza sobre todo como medio para captar y fidelizar clientes.

Los usuarios buscan disfrutar de los productos/servicios, descubrir cosas nuevas y contarlo.

Para ello las marcas buscan activar comportamientos en el usuario como por ejemplo que quiera saber más de la marca, que comparta, que compre, que se comprometa.

Dos de los motivadores que consiguen que los usuarios realicen estos comportamientos son el status y el poder, que están directamente relacionados con la competición, pero para que funcione hay que balancearlos correctamente con motivadores intrínsecos como los comportamientos sociales, la personalización y el uso de la narrativa.

Un caso de éxito para finalizar.

La marca NIKE fue una de las primeras en crear una aplicación que monitorizara el running. Ahora casi nadie sale a correr sin su móvil. Nike gamificó una actividad lúdica y al dar feedback a los usuarios de sus logros y permitirles compartir estos en redes sociales consiguió un despegue exponencial de esta actividad. Esto se convirtió en ventas rápidamente que era el objetivo final.

Conclusión: 

Bien, hemos visto tres entornos, los más comunes donde aplicar técnicas de gamificación pueden reportar beneficios a corto plazo. Debemos tener presente que la gamificación no tiene por que ser cara, puede ser incluso gratis. No es necesario el desarrollo de complejos juegos online, aunque esto permitirá una forma mejor y mas eficiente de tomar medidas y dar feedback. Unas simples reglas a seguir y un sistema de retribución y medida de progreso puede ser suficiente.

¿Te planteas utilizarlo?, No lo dudes, tu competencia ya lo hace 🙂

 

Ver tambien

Generar cambios de comportamiento mediante el juego. Gamificación aplicada.

Una de las cosas más difíciles de conseguir, a mi entender, es generar cambios de …