Home / Futuro y Tecnología / Ha llegado el gran hermano. Parad que me bajo.
Image by PIRO4D from Pixabay

Ha llegado el gran hermano. Parad que me bajo.

El gobierno chino iniciado un sistema que conectará todas las calificaciones crediticias, financieras, sociales, políticas y legales de cada uno de sus ciudadanos creando así una puntiuación de confiabilidad social que ayudaría a delimitar, e informar, el nivel de confianza que posee una persona.

Contrario a lo que muchos de nosotros podríamos pensar, la mayoría de los ciudadanos chinos están de acuerdo con esta nueva medida.

Sesame Credit que pertenece al gigante Alibaba ha empezado a implementar este tipo de sistemas de puntuación para evaluar la confiabilidad de los solicitantes de crédito.

Quienes obtengan una puntuación alta tendrán beneficios como el poder alquilar bicicletas o coches sin tener que dejar un depósito, o acceder a colas preferentes en tiendas, bancos y hospitales. Incluso se ofrece la posibilidad de cada ciudadano pueda mostrar su ranking en redes sociales y así demostrar que se trata de alguien de confianza.

El sistema general de confiabilidad que piensa implementar el gobierno chino ha estado en planificación desde 2015. En el primer borrador de este proyecto, se podían ver las sanciones aplicables a aquellos que «rompieran la confianza social»:

  • No será considerado para un cargo público.
  • Perderá acceso a la seguridad social.
  • Serás revisado a fondo a su paso por la aduana china.
  • Será excluido de puestos de alto nivel en el sector de alimentos y medicamentos.
  • No podrá tener acceso a una cama en los trenes nocturnos.
  • Será excluido de hoteles y restaurantes con estrellas más altas y será rechazado por las agencias de viajes.
  • Sus hijos no podrán ingresar a escuelas privadas más caras.
  • Aquellos que incumplan el pago de un préstamo, adquieran deudas, hagan fraudes, se hagan acreedores a multas de tránsito e incluso expresen opiniones en contra del gobierno ya sea en redes sociales o en sitios públicos, serán sancionados con una baja en su puntuación, lo que al final los podría catalogará como «personas no confiables».

Esta medida se sumará a la serie de proyectos que ha ido implementado el gobierno chino para mantener el control del país, donde ahora mismo se exige a los ciudadanos tener una aplicación de vigilancia en sus teléfonos y acceder a ser espiados durante las 24 horas del día a través de más de 20 millones de cámaras equipadas con inteligencia artificial.

Su nuevo sistema de vigilancia masiva es tan asombroso que raya en lo aterrador. Este nuevo sistema forma parte del programa anticorrupción de China, su nombre es «Sky Net». Dicho programa fue lanzado en 2015 con el objetivo de localizar y capturar fugitivos y políticos corruptos, pero ahora ha evolucionado transformándose en algo mucho mas avanzado, permite identificar el sexo de la persona, edad, color de piel, características de la ropa y hasta rasgos únicos. Además, es capaz de reconocer vehículos por marca, modelo, color, así como tipo de vehículo y saber si está siendo conducido o aparcado.

El sistema se basa en reconocimiento facial y machine learning, donde todo está conectado a la base de datos policial del país. Con esto, sólo es necesario meter la fotografía de un sospechoso y el sistema mostrará su ubicación en cuestión de segundos. Pero la mejor forma de entenderlo es verlo en funcionamiento, ya que se trata de una interfaz que bien podría formar parte de una película de ciencia ficción. Solo mira estos vídeos y tiembla.

Ver tambien

Google Ingress, entre la realidad y la ficción

La realidad aumentada superpone información digital al mundo real al escanearlo con un dispositivo inteligente …