Imagen de Markus Spiske en Pixabay

SILQ, hablar con una computadora cuántica

Los informáticos del instituto federal de tecnología ETH Zurich han diseñado Silq, el primer lenguaje de programación cuántico.

Silq no está diseñado en torno al hardware, sino pensando en la forma de pensar de los programadores para resolver un problema. De esta forma no es necesario que comprendan cada detalle de la arquitectura de la computadora.

Además de esto, que es ya una ventaja en si mismo, la mayor innovación y simplificación que Silq aporta es la solución a la principal fuente de errores en los programas que corren en ordenadores de arquitectura cuántica.

Para comprender este avance digamos que una computadora generalmente calcula una tarea en varios pasos intermedios. Esto crea resultados parciales o valores temporales.

Para liberar memoria las computadoras clásicas borran automáticamente estos valores, pero en el caso de las computadoras cuánticas los valores calculados previamente pueden interactuar con los actuales, interfiriendo con el cálculo correcto y generando errores.

La limpieza de tales valores temporales en computadoras cuánticas requiere una técnica más avanzada que en los ordenadores tradicionales y un lenguaje de programación debe tener en cuenta esta singularidad.

Silq es el primer lenguaje de programación que identifica y borra automáticamente valores que ya no son necesarios, su método de cálculo automático usa solo comandos de programación que están libres de cualquier operación cuántica especial.

Silq puede describir tareas complejas y algoritmos con menos código. Esto permite programar computadoras cuánticas de manera tan simple, confiable y segura como los lenguajes informáticos clásicos.

El código es más compacto, más rápido, más intuitivo y más fácil de entender para los programadores.

Utilizar el potencial de la computación cuántica no solo requiere la última tecnología, sino también un lenguaje de programación cuántica específico para describir algoritmos cuánticos.

Los lenguajes de programación cuántica están estrechamente vinculados a hardware específico, esto para los programadores es complicado y propensos a errores, ya que las instrucciones de programación deben ser extremadamente detalladas describiendo explícitamente lo que necesita el hardware para implementar algoritmos cuánticos.

Silq no está diseñado principalmente en torno al hardware, esto ayuda a los programadores a centrase más en el problema que en las características específicas de la computadora para resolverlo.

En informática los lenguajes de computadora que no dependen de los detalles técnicos del tipo específico de computadora se denominan lenguajes de programación de alto nivel.

Silq es el primer lenguaje de programación de alto nivel para computadoras cuánticas, estos lenguajes son más expresivos, pueden describir incluso tareas y algoritmos complejos con menos código. Su ventaja es que son más comprensibles y fáciles de usar para los programadores y que se pueden usar con diferentes arquitecturas de computadora. Es decir, no es necesario aprender a programar para cada computadora, sabiendo Silq puedes instruir a cualquier ordenador cuántico que lo tenga instalado.

Podemos decir que estamos volviendo a la época en que se desarrollaba en código máquina o ensamblador y de pronto aparecieron lenguajes como Basic, Fortran, Cobol o C.

Ver tambien

Microsoft se pone las pilas.

Microsoft ha invertido 1 billón de dólares en el desarrollo de uno de los cinco …