Imagen de 畅 苏 en Pixabay

España buscando la excelencia en IA

Varios proyectos con gran inversión y medios buscan poner España en primera línea en desarrollo e investigación en Inteligencia Artificial. El primer proyecto parte de un grupo de inversores privados liderados por la teleoperadora vasca Dialoga Group. Se trata de construir en Álava un centro de entrenamiento de inteligencia artificial (IA) que sea en una de las referencias de Europa. Su competencia no es desdeñable, hablamos de los gigantes de la computación en la nube: Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud. El complejo se denominará Brain Mirroring Center (BMC) y Aeternal Mentis planea contratar a unos 150 científicos,

Se ha creado la empresa Aeternal Mentis con una inversión inicial de unos 18 millones de euros, ya disponen de una parcela de 13.000 m² en la localidad alavesa de Laguardia donde se ha iniciado la construcción de las instalaciones contarán con un total de nueve módulos autónomos y especializados por sectores de 1.200 metros cuadrados cada uno y un edificio con oficinas y laboratorios de 2.000 metros cuadrados. También se ha iniciado la compra de los equipos, el objetivo es que parte del centro de entrenamiento esté operativo a lo largo del primer semestre de 2022.

Los módulos se configurarán como espacios de trabajo independientes y cada uno contará con las arquitecturas de servidores, GPUs y elementos de red necesarios para el entrenamiento de la inteligencia artificial específica de su sector.

Los servicios que prestarán serán fundamentalmente de alquiler de instalaciones para entrenar herramientas de inteligencia artificial y asesoría.

Por otra parte, Granada se sitúa en el mapa de la IA y acoge uno de los centros de desarrollo más avanzados de Europa.

AI Lab Granada es un proyecto iniciativa de Minsait (una compañía de Indra), la Universidad de Granada y Google Cloud como socio tecnológico, que pretende convertirse en uno de los centros más avanzados de desarrollo de Inteligencia Artificial de Europa.

El edificio Bioregión del Parque Tecnológico de la Salud de Granada, de más de 4.000 metros cuadrados, será la sede física de este centro de IA, en el que podrán trabajar más de 100 científicos doctores en Inteligencia Artificial, así como a 165 consultores, desarrolladores e investigadores entre los que estarán algunos de Google, tanto a nivel local como internacional.

AI Lab Granada es el segundo centro situado en Andalucía en el que Google tiene un papel muy activo, puesto que hace solo unos meses se anunció la creación de un centro de ciberseguridad en Málaga.

Uno de los retos es contar con la colaboración y participación del ecosistema de startups y emprendimiento para que se puedan desarrollar soluciones de Inteligencia Artificial que ayuden a aumentar la eficiencia y la sostenibilidad de empresas y tengan un impacto real en aspectos como salud y calidad de vida, sostenibilidad, economía circular, democratización del e-commerce, optimización de procesos industriales, empleo inteligente o educación.

Google ha anunciado una nueva herramienta con la que quiere que las PYMEs pueden analizar de qué manera la IA puede mejorar su negocio dando soporte de consultoría y formación online sobre aprendizaje automático.

Google amplia también su acuerdo con Coursera ofreciendo 2.000 becas para temáticas como Data Engineering, Arquitectura de Datos con Google Compute Engine y Machine Learning con TensorFlow.

El centro está abierto a la participación de otras entidades que quieran desarrollar productos y servicios propios.

Málaga ha puesto en marcha iniciativas para que las personas que teletrabajen se vayan a vivir allí y empresas multinacionales como Vodafone o Globant han anunciado la creación de centros de investigación en 5G o IA, en la ciudad.

El CSIC se alía con IBM para impulsar en España una computación cuántica que tiene su propia «ley de Moore»

l acuerdo entre el CSIC e IBM permitirá a centros de investigación, instituciones académicas y empresas aprovechar el que según IBM es el computador cuántico más potente del mundo de forma comecial, el IBM Q System One.

Gracias a esta alianza los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) podrán utilizar estos sistemas para acelerar la investigación y las aplicaciones de la computación cuántica en España. Entre los campos afectados estarán la medicina, la ciencia de los materiales y los riesgos financieros.

Una tercera puerta se abre en Madrid de mano del CSIC y miembros de la Universidad Autónoma de Madrid a través de la plataforma en la nube IBM Q Experience, que permite trabajar con sistemas universales de computación cuántica de 20 cúbits.

El acuerdo de colaboración pública-privada ayudará al desarrollo de programadores expertos en computación cuántica que aún no han llegado al mercado laboral. Se trata de una oportunidad profesional muy atractiva para quienes se sientan atraídos por este ámbito.

IBM plantea cómo uno de los retos actuales de la computación cuántica es la de utilizar un lenguaje de alto nivel. Así, su Quantum Information Software Kit (Qiskit) es una buena solución ya que programar manipulando directamente los cúbits (o qubits) es complicadísimo, pero este lenguaje pretende resolverlo.

Este centro de investigación prepara ya la primera fase de esa exploración en problemas de «optimización, logística y finanzas» para luego afrontar desarrollos en física de materiales y en «la comprensión de materiales exóticos». De hecho este campo parece especialmente prometedor a corto plazo, y este acuerdo podría ayudar a diseñar nuevos materiales.

Otro campo claro de aplicación es la criptografía. Parece claro que la computación cuántica acabará con los sistemas de cifrado actuales, lo que obligará a crear nuevos algoritmos de cifrado capaces de resistir a estos ordenadores cuánticos.

Ver tambien

Mecanismo de Anticitera, buscando el libro de instrucciones del primer ordenador analógico de la historia.

Científicos de la UCL Mechanical Engineering del Reino Unido, 2.200 años después de su creación, …