El futuro de la movilidad eléctrica, la batería cuántica.

Hablamos de una batería cuántica que se recarga sola y no necesita la red eléctrica que los científicos de la Universidad de Adelaide en Australia afirman haber descubierto. Si es así se ha dado un gran paso para la sostenibilidad energética de la civilización. Estas baterías utilizan las propiedades de los átomos entrelazados cuánticamente usando la luz ambiental para cargarse mucho más rápidamente que una batería normal conectada a una corriente eléctrica. Es decir, no necesitarían de una fuente externa para cargarse.

Según el autor principal del estudio publicado en el diario científico Science Advances, el Dr. James Quach, el efecto colectivo cuántico produce un efecto de superabsorción, la velocidad a la que la molécula puede absorber la luz aumenta a medida que aumentamos el número de moléculas en la batería.

Cómo funciona

Cuando los átomos están entrelazados cuánticamente se produce ese efecto de superabsorción que provoca que cuantas más baterías cuánticas tengas, menor tiempo tomará cargarlas.

Pero todavía queda para llegar a ver una batería así. Quach y su equipo se muestran optimistas, la batería final, a la que llaman “batería cuántica fotocargable” y que sólo necesitará la luz ambiental para cargar podrá convertirse en realidad en un primer prototipo en un plazo de tres a cinco años. Esta batería, en principio, podrá utilizarse para alimentar pequeños dispositivos.

Según su nota de prensa

proporcionaría una reducción significativa de costes a la vez que reduciría la imprevisibilidad de la energía de las tecnologías solares.

Dr. James Quach

Estas baterías cuánticas serán uno de esos inventos que pueden afectar profundamente a nuestra actual dependencia de los combustibles fósiles.

Ver tambien

Baterías de litio-azufre, ¿la solución?

De forma accidental, como tantos descubrimientos que han cambiado el mundo, un equipo de científicos …