Imagen de Stefan Keller en Pixabay

Tecnología. De la Ciencia Ficción a la vida cotidiana.

La aceleración tecnológica de los últimos años nos ha traído al futuro de Arthur C. Klein y Asimov mucho antes de lo que pensábamos en muchos aspectos.

Cuando de niño leía esas novelas de naves espaciales, humanoides e inteligencias artificiales asesinas y supremacistas con una linterna debajo de las sábanas el año 2000 me parecía muy lejano e imposible.

Llegó el 2000 y lo que me pareció imposible es que llegara a ver todos esos avances tecnológicos de ciencia ficción convertidos en ciencia a secas.

Bien, hace 20 años ya que dejamos atrás el 2000 y en estos años el avance ha sido tal que muchas de esas maravillas forman parte del nuestro día a día. Veamos cuales y que podemos esperar en breve.

Control mental de dispositivos.

Es un tema recurrente del «Rincón del vago» 🙂 Controlar un dispositivo con solo pensar que queremos que haga. En esto la industria armamentística, al puro estilo Iron Man va a la cabeza con ingenios capaces de hacer que aviones o vehículos maniobren a nuestro antojo con solo pensar que queremos.

Por otro lado, la empresa Emotiv ha implementado una tecnología para controlar dispositivos con nuestros pensamientos e intención. Se trata de interfaces que conectan nuestro cerebro al ordenador, captando las ondas que generamos en nuestro lóbulo frontal y temporal.

Los dispositivos de EMOTIV convierten las ondas cerebrales en señales digitales que se pueden usar para controlar cualquier cosa que hable en binario.

El algoritmo de Comandos Mentales de EMOTIV reconoce pensamientos entrenados que pueden asignarse para controlar objetos virtuales y reales con solo pensar. El objetivo es reemplazar los dispositivos de entrada tradicionales como los teclados, mejorar las experiencias interactivas y proporcionar nuevas formas para que los discapacitados se involucren con su entorno.

Además EMOTIV integra emociones. Con las métricas de rendimiento se puede utilizar el estado cognitivo y emocional en tiempo real de un individuo para modular pasivamente una aplicación.

Esto permite adaptar una experiencia de realidad virtual basada en el compromiso de un usuario o cambiar la dificultad de una aplicación de capacitación interactiva basada en los niveles de enfoque.

La interfaz cerebro-computadora (BCI) integra directamente nuestros pensamientos y emociones con la tecnología que usamos todos los días. Ya sea al mando de drones o sillas de ruedas, creando música o arte, o adaptando experiencias digitales a emociones en tiempo real.

Algo más lejos, pero ya en proceso son los Nanobots aplicados a la Realidad Virtual. Esta tecnología permitirá conectar nuestros cerebros a Internet con nanobots, que proyectarán una realidad virtual desde el sistema nervioso.

Echando abajo la torre de Babel, traducción automática simultanea.

Una de las cosas que me fascinaba en las películas de ciencia ficción es ese aparatito que te pones en el cuello y te permite hablar con otras culturas en idiomas que no conoces.

Las tecnologías aplicadas al lenguaje están avanzando a pasos agigantados. La adopción de modelos basados en el Machine Learning y en Big Data permiten desarrollar tecnologías que facilitan una traducción automática y simultánea para interpretar cualquier lengua.

Lo más parecido a lo visto en el cine son los auticulares Dash Pro de Bragi. Estos auriculares traducen hasta 40 idiomas en tiempo real, son totalmente inalámbricos, resistentes al agua, tienen capacidad de almacenar música y sus sensores internos pueden registrar la frecuencia cardíaca, calorías quemadas, pasos diarios, distancias y más métricas. Es decir, son auriculares con seguimiento de la actividad.

Podemos decir que son el primer ordenador auricular de traducción de idiomas en tiempo real.

IoT, todo conectado.

Hasta ahora solo vemos la superficie, IoT aplicado a nuestras casas vehículos, electrodomésticos y calles, pero está ya aplicándose a cualquier objeto que podamos pensar. Zapatillas deportivas, ropa, anillos, gafas pulseras o móviles a través de materiales del futuro, como el grafeno, que permitirá que nuestros móviles sean flexibles.

Telepresencia, realidad aumentada y hologramas, aquí y ahora.

Nunca será un mejor momento que este para evolucionar todas las tecnologías relativas a la conectividad. Vivimos momentos de un gran cambio en la interacción y relaciones entre personas, el teletrabajo, el distanciamiento social provocado por el temor al contagio, las reuniones virtuales. Todo esto que adoptamos por necesidad se ha convertido en normal y empezamos a ver el lado práctico. Evitamos desplazamientos, perdida de tiempo, hacemos las reuniones más eficientes y fomentamos la conciliación familia-trabajo.

En este sentido hay empresas que van más allá de la videoconferencia aplicando tecnologías que hagan el contacto más real. Lo que estamos viendo en el cine ya está aquí. Reuniones virtuales tipo Vengadores no son ciencia ficción.

En este apartado entra la realidad virtual, la realidad aumentada y los hologramas.

Veamos por ejemplo el producto de la marca Magic leap. El tipo de conectividad que ofrece Magic leap tiene que ver con el spatial computing, mediante el que se permite que interactuemos en un espacio digital y de realidad aumentada en cualquier lugar a través de un dispositivo que integra este tipo de visión colocado en la cabeza.

Computación cuántica, la era de lo imposible.

Cuando hablo de esto me viene a la cabeza Antman metiéndose de cabeza al mundo cuántico dentro de una furgoneta vieja. Pero hablamos de ordenadores capaces de trabajar a una velocidad de 20 quantum bits. Ni lo imaginábamos cuando empezamos a trastear con nuestro spectrum o comodore.

IBM & CSIC se han unido para crear un ordenador cuántico, estos ordenadores utilizan una nueva forma de computar que aplica las leyes de la mecánica cuántica.

Estas leyes prevén que una partícula pueda encontrarse en dos estados distintos al mismo tiempo, lo que se conoce como superposición.

La computación cuántica tiene potencialmente tres grandes ventajas respecto a los ordenadores convencionales: más potencia de cálculo, más capacidad de memoria y menos consumo de energía.

Se espera que la computación cuántica pueda resolver problemas que están fuera del alcance de los ordenadores actuales porque requieren una potencia de cálculo actualmente inalcanzable.

Como pero de esta tecnología debemos saber que es técnicamente muy difícil desarrollar un sistema de computación cuántico.

Cada qubit debe estar exquisitamente aislado porque cualquier interferencia con su entorno lo perturba. Por ello, se descarta que los ordenadores cuánticos se conviertan en dispositivos de uso doméstico a corto o medio plazo.

También hablamos de computación cuántica, de analizar el comportamiento de las partículas sub atómicas. La computación cuántica permitirá descubrir y diseñar nuevos materiales, encontrar formas más óptimas de capturar nitrógeno para crear fertilizantes de un modo más ecológico y eficiente, gestionar moléculas a nivel farmacéutico y quién sabe que más.

Transferencia de energía eléctrica por aire o biológica.

La sostenibilidad de nuestro entorno es algo que debemos primar si no queremos que la tierra tenga un futuro sin nosotros. No solo debemos aplicar la tecnología a la productividad en los procesos sino hacer que todo ello sea sostenible.

Empresas como Bioo investigan acerca de procesos que puedan desde la biotecnología tener un impacto en el medio ambiente. Sus dos puntos de partida son;

Electricidad de Naturaleza: Electricidad producida como resultado de la descomposición de sustancias orgánicas por bacterias dentro del suelo. Los electrones son liberados y capturados por nuestro sistema.

Plantas como Interruptores biológicos: Las plantas vivas perciben cambios de frecuencia cuando entran en contacto con otros cuerpos para luego activar diferentes funciones.

Exoesqueletos.

Películas como ‘Al filo del mañana’ o ‘Tropas del espacio’ nos dejan en la retina exoesqueletos que permiten tener mayor fuerza para cargar pesos, colocarlos con precisión e incluso avanzar largas distancia sin esfuerzo o efectuar saltos increibles.

No solo en el ejercito tienen cabida en su afán de crear supersoldados. Se están utilizando ya en la industria o la medicina. En este apartado es donde más desarrollo parece tener con vistas a la movilidad de personas con esta capacidad nula o reducida.

Destino ‘El espacio’ en tu agencia de viajes.

¿Quien de nuestra generación no ha soñado con viajar al espacio?, ¿Quien no pegó su nariz al televisor cuando la carrera espacial entre rusos y americanos desembocó en la primera huella humana en la luna?

Ese es el objetivo de la empresa Space Exploration Technologies Corporation. SpaceX es una empresa estadounidense de transporte aeroespacial fundada en 2002 por Elon Musk.

El objetivo de Musk es enviar humanos a la superficie de Marte en unos 10-20 años. En 2010 sus cálculos le convencieron de que la colonización de Marte era posible e inició su proyecto Mars Colonial Transporter o Sistema de transporte interplanetario. Este proyecto consiste en el desarrollo y construcción de una serie de motores, vehículos de lanzamiento y cápsulas espaciales para transportar humanos a Marte y volver a la Tierra.

En esta línea una de las últimas noticias es que Tom Cruise se encuentra en negociaciones con la NASA y SpaceX para rodar la primera película de acción en el espacio. El actor intentará dar un nuevo paso en su carrera y convertirse en el primer «actor-astronauta» en grabar directamente en el espacio.

El turismo espacial está considerado como el siguiente paso en la carrera del ser humano hacia el espacio una vez dejado atrás la era la de exploración y dentro ya de la explotación comercial.

Arthur C. Clarke lo explicó claramente «Dondequiera que hay algo extraño, algo bello o nuevo la gente querrá verlo.»

Si los viajes al espacio no han comenzado antes ha sido por la fortaleza económica de las dos principales potencias, Estados Unidos y la URSS.

Fue tras la descomposición de la URSS y la crisis económica, cuando Rusia decidió aceptar la oferta de llevar un turista, es decir, una persona que viajaba por motivos no profesionales.

Moscú vio con buenos ojos desde el principio la posibilidad de obtener varias decenas de millones de dólares de personas dispuestas a pagarlos por el viaje y la estancia y costear así la totalidad o parte del lanzamiento.

Vamos, un Blablacar espacial.

El fin de la Guerra Fría, la construcción de la Estación Espacial Internacional y, sobre todo, la capacidad de llevar al espacio tres personas en una cápsula cuando sólo son necesarias dos para tripularla han abierto la puerta a esta modalidad de ocio.

El primer turista espacial fue el magnate norteamericano y ex ingeniero de la NASA Dennis Tito el primer ser humano en viajar al espacio únicamente por placer y previo pago, lo que se considera un turista.

¿Que mas?

Pues seguro que mucho más, esto solo es una pequeña parte de lo que ya vemos y de lo que está por venir. Espejos interactivos. Materiales textiles inteligentes que cambian de forma y de color y se adaptan a la temperatura ambiente. Carrocerías de automóviles que se auto reparan. La lista es tan larga como la imaginación de nuestros autores preferidos.

Ver tambien

Hacia las tres leyes de la Robótica de Asimov

Las tres leyes de la robótica son un conjunto de normas elaboradas por el escritor …